Guía de compras de artículos antiestrés


Últimos artículos analizados

Últimas entradas del blog

Artículos antiestrés más buscados

El estrés es el mal del siglo XXI. Cada vez estamos más estresados. Si embargo, mucha gente no sabe diferenciar entre estar nervioso, estar estresado, o incluso sentir ansiedad.

En Antiestres.net pretendemos profundizar un poco más sobre las causas que provocan el estrés, y hacer revisiones y comparativas de productos, artículos antiestrés y técnicas que nos permitan aliviar el estrés.

¿Qué es el estrés?

La mayoría de las personas experimentan estrés y ansiedad alguna vez. El estrés es el método que emplea nuestro cuerpo para reaccionar ante un desafío.

El estrés puede derivar en ansiedad y en importantes problemas físicos

¿Sabes qué? El estrés no siempre es malo. A corto plazo, te puede ayudar a superar un reto o una situación peligrosa. ¡Te mantiene alerta!  Ejemplos de situaciones cotidianas que pueden generar estrés son:

  • Preocuparse por encontrar un trabajo.
  • Sentirse nervioso antes de un examen o de la primera cita con la chica o el chico que te gusta.
  • Sentirse avergonzado en ciertas situaciones sociales.

Si no experimentamos algo de estrés, es posible que no estemos motivados para hacer las cosas que necesitamos hacer.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es un sentimiento de temor, preocupación o malestar, que supera al resto de emociones bloqueándolas prácticamente. Puede ser una reacción al estrés, o puede ocurrir en personas que no son capaces de identificar factores estresantes significativos en su vida.

La ansiedad ocasional es una parte normal de la vida. Es posible que sientas ansiedad cuando te enfrentas a un problema en el trabajo, antes de hacer un examen o de tomar una decisión importante.

Pero los trastornos de ansiedad involucran más que una preocupación o temor temporal. Para una persona con un trastorno de ansiedad, la ansiedad no desaparece y puede empeorar con el tiempo. Los sentimientos pueden interferir con las actividades diarias tales como el desempeño laboral, el trabajo escolar y las relaciones interpersonales.

Si la sensación de estrés persiste, en ausencia de un agente externo que la cause, entonces posiblemente tengas un trastorno de ansiedad

Existen varios tipos diferentes de trastornos de ansiedad. Algunos ejemplos son:

  • el trastorno de ansiedad generalizada
  • el trastorno de pánico
  • el trastorno de ansiedad social.

La ansiedad perjudica con frecuencia el funcionamiento físico y psicológico. Esto puede llevar a mareos, dolores en el pecho, dificultad para respirar, agorafobia y ataques de pánico.

¿Cómo saber si tengo estrés, ansiedad o las dos cosas?

A continuación te vamos a dar una serie de pautas para ayudarte a identificar los principales síntomas del estrés y de la ansiedad. No obstante, recuerda, si detectas que tienes algunos de los siguientes síntomas, no dejes de acudir a la consulta de tu médico de cabecera.

Síntomas físicos del estrés.

El estrés puede producir síntomas tanto físicos como psicológicos. Las personas experimentan el estrés y la ansiedad de manera diferente. Los síntomas físicos comunes incluyen:

  • dolor de estómago
  • tensión muscular
  • jaqueca
  • respiración rápida
  • latido cardíaco rápido
  • sudoración
  • temblor
  • mareo
  • micción frecuente
  • cambio de apetito
  • problemas para dormir
  • diarrea
  • fatiga

Síntomas emocionales o psicológicos del estrés.

El estrés y la ansiedad pueden causar también síntomas mentales o emocionales además de los físicos. Estos pueden incluir:

  • sensación de fatalidad inminente
  • pánico o nerviosismo, especialmente en entornos sociales
  • dificultad de concentración
  • ira irracional
  • inquietud

Las personas que padecen estos sintomas  pueden acabar con importantes problemas de salud, como veremos más adelante al tratar el tema del estrés y la aparición de otras enfermedades. Suelen ser más propensos a desarrollar cardiopatías, hipertensión arterial, diabetes e incluso depresión y trastorno de pánico.

Test para identificar si tienes estrés.

Si no estás seguro de si presentas alguno de los anteriores síntomas del estrés, físicos y psicológicos,  a continuación te ofrecemos un cuestionario tipo test para que evalúes por ti mismo si tienes problemas de estrés.

  • ¿Te preocupas con frecuencia y experimentas conversaciones negativas?
  • ¿Tienes problemas para concentrarte?
  • ¿Te enfadas y te arrepientes fácilmente?
  • ¿Tiene dolor crónico de cuello y hombros o dolores de cabeza?
  • ¿Te rechinan los dientes?
  • ¿Te sientes a menudo abrumado, ansioso o deprimido?
  • ¿Perpetúas tu estrés con hábitos insalubres: fumar, comer o beber en exceso, discutir, u otros métodos?
  • ¿Los pequeños placeres no te agradan?
  • ¿Experimentas estallidos de ira por problemas menores?

Si contestaste  “Sí” a varias de estas preguntas, entonces quizás estás experimentando un estrés excesivo en tu vida. La buena noticia es que hay muchas técnicas valiosas que puedes aprender a lidiar con ese estrés.

¿Cuales son los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada o TAG?

Las personas con trastorno de ansiedad generalizada presentan ansiedad o preocupación excesiva durante meses y enfrentan varios síntomas relacionados con la ansiedad. Los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada incluyen:

  • Inquietud o sensación de estar enrollado o en el borde
  • Estar fatigado fácilmente
  • Dificultad para concentrarse o dejar la mente en blanco
  • Irritabilidad
  • Tensión muscular
  • Dificultad para controlar la preocupación
  • Problemas del sueño (dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido o inquieto, sueño insatisfactorio)

Síntomas del trastorno de pánico.

Las personas con trastorno de pánico tienen ataques de pánico inesperados y recurrentes, que son períodos repentinos de miedo intenso que pueden incluir palpitaciones, latidos cardíacos fuertes o acelerado; sudoración, temblor ; sensaciones de falta de aliento, asfixia o asfixia; y sensación de muerte inminente. Los síntomas del trastorno de pánico incluyen:

  • Ataques repentinos y repetidos de miedo intenso
  • Sensación de estar fuera de control durante un ataque de pánico
  • Intensas preocupaciones acerca de cuándo ocurrirá el próximo ataque
  • Miedo o evasión de lugares donde se han presentado ataques de pánico en el pasado

¿Cómo saber si tienes fobia social?

Las personas con trastorno de ansiedad social (a veces llamado “fobia social”) tienen un miedo marcado a las situaciones sociales en las que esperan sentirse avergonzadas, juzgadas, rechazadas o temerosas de ofender a otros. Los síntomas del trastorno de ansiedad social incluyen:

  • Sentirse muy ansioso por estar con otras personas y tener dificultades para hablar con ellas.
  • Sentirse muy cohibido frente a otras personas y preocuparse por sentirse humillado, avergonzado, o rechazado, o temeroso de ofender a otros.
  • Tener mucho miedo de que otras personas los juzguen.
  • Preocuparse por días o semanas antes de un evento en el que otras personas estarán.
  • Aléjate de lugares donde hay otras personas.
  • Tener dificultades para hacer amigos y mantenerlos.
  • Se ruboriza, suda o tiembla alrededor de otras personas.
  • Sentir náuseas o malestar estomacal cuando hay otras personas alrededor.

Test para identificar la ansiedad.

Este otro cuestionario te puede ayudar a detectar si sufres problemas de ansiedad.

  • ¿Sientes dificultades para respirar, palpitaciones o temblores en el corazón mientras descansas?
  • ¿Tienes miedo de perder el control o de “volverte loco”?
  • ¿Evitas la interacción social por miedo?
  • ¿Tienes temores de objetos específicos?
  • ¿Temes que te encuentres en una situación o lugar de la que no puedas escapar?
  • ¿Tienes miedo de salir de casa?
  • ¿Tiene pensamientos recurrentes o imágenes mentales que no desaparecen?
  • ¿Te sientes obligado a realizar ciertas acciones repetidamente?
  • ¿Revives persistentemente un incidente perturbador del pasado?

Responder “Sí” a más de cuatro de estas preguntas puede ser un signo de un trastorno de ansiedad.

¿Existe relación entre el estrés y la aparición de otras enfermedades?

En muchas ocasiones, cuando hablamos de estrés, le damos un significado  suave, casi sinónimo de “cansado” o “agotado”.  Sin embargo, el estrés, además de ser una enfermedad por sí mismo, puede conllevar la aparición de enfermedades.

Es probable que exista una conexión entre el estrés y la enfermedad. Varios estudios han sugerido tal vínculo, afirmando que tanto el estrés agudo como el crónico pueden dar lugar a la aparición de enfermedades.

La razón está en que el estrés puede inducir  cambios fisiológicos y cambios en el comportamiento de las personas que lo padecen.

Así, dentro de los cambios de comportamiento nocivos para la salud que puede experimentar una persona como consecuencia del estrés se encuentran:

  • Fumar.
  • Consumir bebidas alcohólicas.
  • Comer compulsivamente, o tomar alimentos grasos o con exceso de azúcar.
  • Aparición de apatía, desidia, y la consiguiente reducción en la práctica de actividad físicas.

El estrés también produce alteraciones fisiológicas en nuestro organismo, como:

  • Cambios en el eje HPA (eje hipotalámico-hipofisario-adrenal), que regula muchas funciones corporales, mediante la liberación de hormonas como el cortisol.  La producción de cortisol aumenta la glucosa en sangre, la presión arterial y tiene actividad inmunosupresora, con lo que bajan las defensas de nuestro organismo.
  • Estos cambios conllevan pérdida de apetito, o de sueño, o el incremento de la tensión múscular (con la aparición de contracturas en la espalda).
  • Aparición de alteraciones en la función inmunológica, pudiendo producirse bajadas en las defensas de nuestro organismo, o todo lo contrario: reacciones autoinmunes. La alopecia areata (caída de pelo) suele ser una manifestación común del estrés.

¿Cómo aprender a gestionar el estrés?

Gestionar el estrés es algo que hacemos con dificultad. ¡Y es que encontramos motivos de estrés todos los días de nuestra vida! En el trabajo, la familia, la escuela, el estrés está siempre presente.

Sin embargo, el estrés no tiene por qué dirigir y condicionar tu vida. Incluso las personas más ricas y exitosas tienen que lidiar con el estrés como lo hacemos nosotros. Sin embargo, muchos de ellos sí que saben como gestionar el estrés.

Las técnicas de manejo del estrés y la meditación pueden ayudar a las personas con trastornos de ansiedad a calmarse y pueden aumentar los efectos de la terapia.

Aunque hay pruebas de que el ejercicio aeróbico tiene un efecto calmante, la calidad de los estudios no es lo suficientemente fuerte como para apoyar su uso como tratamiento.

Debido a que la cafeína, ciertas drogas ilícitas e incluso algunos medicamentos de venta libre para el resfriado pueden agravar los síntomas de los trastornos de ansiedad, se debe considerar evitarlos.

La familia puede ser importante en la recuperación de una persona con un trastorno de ansiedad. Idealmente, la familia debe apoyar a sus seres queridos pero no ayudarlos a perpetuar los síntomas de sus seres queridos.

El objetivo de esta web es facilitar técnicas y herramientas que te ayuden a aprender a convivir mejor con el estrés, eliminar la ansiedad, y mejorar tu atención y tu estado nervioso.